CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Meningitis micótica

La meningitis fúngica es un proceso inflamatorio de las meninges que rodean al cerebro y la médula espinal provocada por la diseminación de un hongo, que suele afectar a personas con el sistema inmune debilitado.

Meningitis micótica

La meningitis micótica es una infección poco habitual provocada por la diseminación de un hongo que infecta la capa que rodea y protege el cerebro y la espina dorsal. En principio, las personas que tengan un sistema inmunitario normal y no padezcan enfermedades crónicas no deberían padecer esta enfermedad ya que es más propia de personas que tienen otros trastornos de la salud como diabetes, cáncer o VIH. El tratamiento de la meningitis micótica suele ser largo además de ser necesario el uso de medicamentos antimicóticos que se administran por vía intravenosa en el hospital, dicho tratamiento puede llegar a tener efectos secundarios graves.

¿Qué es?

La meningitis micótica es un proceso inflamatorio de las meninges (tejidos que cubren el cerebro y la médula espinal) causada por la diseminación de algún tipo de hongo. Generalmente afecta a personas con el sistema inmunitario debilitado.

Causas

La meningitis micótica es muy rara y por lo general se produce por la diseminación de un hongo a la médula espinal a través de la sangre. Los hongos que pueden provocar esta afección con mayor frecuencia son:

  • Candida albicans.
  • Cryptococcus neoformans.
  • Histoplasma.
  • Coccidioides.
  • Blastomyces.

Generalmente la meningitis micótica suele ser provocada por el hongo unicelular C. neoformans, que no presenta dimorfismo y se encuentra con facilidad en la naturaleza principalmente en los excrementos de aves (sobre todo palomas), en el suelo, en las frutas y en la leche.

La meningitis micótica generalmente afecta a personas que tienen el sistema inmunitario debilitado a causa de otras dolencias o trastornos de la salud que incluyen a:

  • SIDA.
  • Cirrosis.
  • Leucemia.
  • Linfoma.
  • Sarcoidosis.
  • Órgano trasplantado.

Por lo tanto, la meningitis micótica es poco común en personas que tienen el sistema inmunitario normal y ningún problema de salud crónico.

Síntomas de la Meningitis micótica

La meningitis micótica se desarrolla lentamente y sus principales manifestaciones clínicas incluyen:

  • Cefalea.
  • Fiebre.
  • Rigidez en el cuello.
  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Pérdida de peso.
  • Cambios en la conducta.
  • Disminución de la agudeza visual.
  • Parestesias faciales.
  • Hidrocefalia.

Diagnóstico de la Meningitis micótica

En caso de que existan sospechas de meningitis se tomarán muestras de sangre o del líquido cefalorraquídeo (cerca de la médula espinal) para realizar un análisis en un laboratorio. Es de gran importancia conocer la causa específica de la meningitis, ya que tanto la gravedad de la enfermedad como el tratamiento de la misma varían según la causa.

Para confirmar la meningitis micótica se pueden realizar las siguientes pruebas:

  • Punción raquídea.
  • Hemocultivo.
  • Radiografía de tórax.
  • Antígeno de criptococo en LCR o sangre para buscar anticuerpos.
  • Análisis de LCR para conteo de células, glucosa y proteína.
  • Tomografía computarizada de la cabeza.
  • Tinción de Gram.

Tratamiento de la Meningitis micótica

Para tratar la meningitis micótica se requiere de un tratamiento prolongado con altas dosis de medicamentos antimicóticos que, por lo general, se administran por vía intravenosa en un hospital. La duración del tratamiento depende tanto del estado en que se encuentre el sistema inmunitario como del tipo de hongo que causó la infección.

Por lo tanto, el tratamiento consiste en una terapia intravenosa con anfotericina B que frecuentemente se combina con otro medicamento antimicótico oral llamado 5-flucitosina. También, puede administrarse otro medicamente oral como el fluconazol, que tomado en dosis altas también puede ser efectivo para el tratamiento de esta infección.

Posibles complicaciones

La meningitis micótica puede tener como consecuencia alguna de las siguientes complicaciones:

  • Daño cerebral.
  • Pérdida de audición.
  • Hidrocefalia (exceso de líquido cefalorraquídeo en el cerebro).
  • Convulsiones.

El tratamiento con anfotericina B puede tener efectos secundarios como escalofríos y rigidez además de poder causar daño a los riñones.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable