CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Inapetencia o Falta de Apetito

La inapetencia o falta de apetito está marcada por la disminución en el deseo de comer durante un tiempo prolongado que provoca que el organismo no reciba los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades calóricas.

inapetencia-falta-de-apetito

La inapetencia o falta de apetito es una condición que se caracteriza por la disminución en el deseo de comer. Este trastorno puede tener diferentes causas que pueden ser tener tanto de origen psicológico como efectos secundarios de determinadas enfermedades o, incluso, tratamientos farmacológicos. En caso de que la falta de apetito se prolongue durante un largo periodo de tiempo se puede llegar a sufrir un desequilibrio importante de nutrientes que pueden desembocar en trastornos como fatiga o falta de energía o anemia. Por lo tanto en caso de sufrir inapetencia durante un largo periodo de tiempo es aconsejable acudir lo antes posible a un médico para que estudie con detenimiento las causas que han provocado este trastorno y comenzar a tratarlo lo antes posible.

¿Qué es la Inapetencia?

La inapetencia se caracteriza por la disminución en el deseo de comer durante un tiempo normalmente prolongado, ocasionando una ingesta diaria de alimentos muy baja con la que no se compensan las necesidades calóricas del organismo.

Las personas afectadas de inapetencia no logran reponer la energía necesaria para realizar las actividades diarias, por lo cual suelen permanecer con debilidad y falta de energía; además su sistema inmunológico pierde la capacidad de defenderse de infecciones pasando a ser una presa fácil de numerosas enfermedades infectocontagiosas.

Causas

La inapetencia puede ser causada por diversas situaciones, siendo las más frecuentes:

  • Alteraciones en los procesos de digestión como, por ejemplo, hiperacidez y estreñimiento.
  • Desordenes en los horarios de las diferentes comidas diarias.
  • Abusos en el consumo de ciertos alimentos y bebidas alcohólicas, ocasionando alteraciones en la digestión hasta llegar a tal punto que la persona elija no comer para no experimentar los efectos secundarios.
  • Alteraciones nerviosas como estrés, depresión, anorexia, soledad, duelos, etc.
  • Enfermedades crónicas como el cáncer (de colon, ovárico, del estómago y pancreático), la diabetes o la hipertensión arterial.
  • Alteraciones de la imagen corporal como el caso de la anorexia nerviosa y la bulimia.

Otras causas que pueden dar lugar a la disminución del apetito pueden ser:

  • Enfermedad hepática crónica.
  • Insuficiencia renal crónica.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
  • Demencia.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Hepatitis.
  • VIH.
  • Hipotiroidismo.
  • Embarazo (primer trimestre).
  • Uso de ciertos fármacos como antibióticos, codeína, morfina y fármacos para quimioterapia.
  • Uso de drogas psicoactivas como anfetaminas, cocaína y heroína.

Consecuencias de la Falta de Apetito

La falta de apetito durante un tiempo breve no suele presentar ninguna consecuencia significativa ya que, en muchos casos, puede ser causada por el deseo de disminuir de peso por lo que el organismo absorbe las grasas acumuladas.

Sin embargo, la falta de apetito durante un tiempo prolongado puede tener como consecuencia la aparición de una deficiencia de nutrientes que conducirá a un estado de desnutrición que puede tener consecuencias más o menos graves para la salud.

Cuidados en el hogar

Las personas afectadas por un cáncer o enfermedad crónica necesitan incrementar la ingesta calórica y proteínica mediante el consumo de refrigerios o mediante varias comidas pequeñas nutritivas y ricas en calorías durante el día. Las bebidas proteínicas también pueden ser de gran ayuda.

Los miembros de la familia deben tratar de darle a la persona afectada de inapetencia sus alimentos favoritos con el fin de ayudar a la estimulación del apetito.

Se recomienda llevar un registro de comida y bebida ingerida durante las 24 horas, esto se denomina historia de la dieta.

Tratamiento

Se recomienda adoptar buenos hábitos alimenticios y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Distribuir la comida en pequeñas porciones durante el día.
  • No tomar líquidos antes de comer y/o durante las comidas.
  • Hacer ejercicio.
  • Preferir alimentos con alto contenido proteínico.
  • Evaluar el consumo de algunas sustancias que estimulan el apetito.
  • En caso de pérdida continuada de peso se debe buscar la ayuda de un profesional. Es posible que se requiera la ayuda de un médico multidisciplinario que evalúe el estado mental y físico de la persona afectada.

Cuando contactar con un médico

En caso de que se produzca una pérdida de peso importante sin que la persona se lo proponga o en casos de falta de apetito prolongada sumada con algunas de las situaciones que se muestran a continuación:

  • Anorexia.
  • Depresión.
  • Ingestión de medicamentos que pudieran quitar la sensación de hambre.
  • Alcoholismo.
  • Drogadicción.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable