CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Disnea o dificultad para respirar

La disnea se refiere a la dificultad respiratoria que suele manifestarse como una sensación de falta de aire en los pulmones tanto en estado de reposo como de esfuerzo físico.

Disnea o dificultad para respirar

La disnea es un trastorno caracterizado por la dificultad respiratoria que se manifiesta mediante la sensación de falta de aire en los pulmones. Dicha falta de aire puede presentarse tanto en reposo como después de una actividad física, siendo más habitual esta última. Dicha falta de aire puede ser provocada por enfermedades cardiovasculares y/o enfermedades de los pulmones pero también puede presentarse a causa de otros factores como fumar de forma excesiva, obesidad, cáncer, etc. El tratamiento consiste en aliviar la sensación de falta de aire a través de diversas medidas tanto fisioterapéuticas como paliativas.

¿Qué es?

La disnea se refiere a la dificultad respiratoria que suele manifestarse como una sensación de falta de aire en los pulmones tanto en estado de reposo como de esfuerzo físico. Entre otros síntomas puede dar lugar a una disminución del nivel de oxígeno, mareos, náuseas y ansiedad.

Por lo tanto, la disnea es una dificultad respiratoria que da lugar a una falta de aire que provoca una sensación subjetiva de malestar que frecuentemente se origina con una respiración deficiente, apareciendo normalmente después de haber realizado un esfuerzo físico importante. También es una sensación habitual en grandes fumadores y personas que padecen enfermedades cardiovasculares y/o pulmonares, las cuales experimentan sensación de ahogo y problemas al respirar al realizar el menor esfuerzo físico.

Causas

En la mayoría de los casos la disnea se debe a enfermedades del corazón o de los pulmones. Por ejemplo, la cardiopatía puede causar disnea si el corazón es incapaz de bombear suficiente sangre para suministras oxígeno. Se puede experimentar disnea en caso de que el cerebro, los músculos y otros órganos corporales no reciban suficiente oxígeno. También existen otras condiciones de salud, como el sobrepeso, que pueden hacer que sea difícil obtener suficiente aire.

Problemas pulmonares

  • Asma
  • Bronquitis
  • EPOC (a menudo causada por el tabaquismo)
  • Crup (especialmente en niños pequeños)
  • Enfisema
  • Histoplasmosis
  • Hiperventilación
  • Enfermedad pulmonar intersticial
  • Cáncer de pulmón
  • Derrame pleural
  • Pleuresía
  • Neumonía
  • Neumotórax
  • Edema pulmonar
  • Embolia pulmonar
  • Fibrosis pulmonar
  • Hipertensión pulmonar
  • Sarcoidosis
  • Tuberculosis

Problemas del corazón

  • Cardiomiopatía
  • Arritmias cardíacas
  • Ataque del corazón
  • Insuficiencia cardíaca
  • Pericarditis
  • Isquemia cardiaca

Otros problemas

  • Insuficiencia renal aguda
  • Anafilaxia
  • Anemia
  • Costillas rotas
  • Epiglotitis
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Síndrome de Guillain-Barré
  • Falta de ejercicio (descondicionamiento) o ejercicio particularmente intenso
  • Obesidad
  • Miastenia gravis
  • Trastornos neuromusculares
  • Ataques de pánico y trastorno de pánico
  • Embarazo
  • Amigdalitis
  • Alergias (al moho, caspa de animales o polen)
  • Ascenso a grandes alturas donde hay menos oxígeno en el aire
  • Polvo en el ambiente
  • Hernia de hiato

Cuando contactar con un médico

Si la dificultad respiratoria se acompaña de alguno de los siguientes síntomas se recomienda contactar o acudir a un médico:

  • Molestia, dolor o presión en el pecho. Estos son síntomas de angina.
  • Fiebre.
  • Falta de aliento después de actividad leve o mientras se está en reposo.
  • Falta de aliento que lo despierta en la noche o que lo obliga a dormir apuntalado para respirar.
  • Opresión en la garganta o una tos ronca y chillona.
  • Haber inhalado o haberse ahogado con un objeto (aspiración o ingestión de un objeto extraño).
  • Sibilancias.

Tipos de Disnea

Se pueden distinguir cuatro tipos de disnea:

  • Disnea de esfuerzo: Aparece al realizar esfuerzos, con la apreciación adyacente de si son grandes, medianos o pequeños. En el cardiaco, la disnea de esfuerzo es progresiva.
  • Disnea de decúbito, que se alivia con la posición erecta (ortopnea). Puede alcanzar distintos grados de intensidad, siendo progresiva hasta alcanzar el decúbito.
  • Disnea paroxística nocturna, que también se conoce por sus siglas DPN. Se caracteriza por aparecer durante la noche mientras el paciente se encuentra dormido. Esto lo obliga a despertarse súbitamente, creando una situación de desesperación al no poder recibir la cantidad necesaria de aire.
  • Disnea de reposo: aparece incluso sin realizar ningún tipo de esfuerzo.

Diagnostico

A continuación se muestra una lista con las pruebas o exámenes más habituales que su médico puede ordenar para diagnosticar la disnea:

  • Saturación de oxígeno en la sangre (oximetría del pulso)
  • Pruebas de sangre (pueden incluir gasometría arterial)
  • Radiografía del tórax
  • Tomografía computarizada del tórax
  • Electrocardiograma (ECG)
  • Ecocardiografía
  • Prueba de esfuerzo
  • Pruebas de la función pulmonar

Tratamiento

Los tratamientos de la disnea se centran en el alivio de la sensación de falta de aire. Una de las primeras medidas que se tomas es la administración de oxígeno, ya que el oxígeno adicional es eficaz en los pacientes con hipoxia, sin embargo, no tiene ningún efecto en aquellos con una saturación normal de oxígeno en la sangre.

Fisioterapia

Las personas con anormalidades neurológicas o neuromusculares pueden tener dificultades para respirar debido a los músculos intercostales, abdominales u otros necesarios para la ventilación. Algunas intervenciones de fisioterapia para estos casos incluyen técnicas de respiración asistida, la educación acerca de la posición del cuerpo y los patrones de ventilación y las estrategias de movimiento para facilitar la respiración.

Paliativo

Junto con la medida fisioterapéutica, los opiáceos sistémicos de liberación inmediata son beneficiosos en la reducción de los síntomas de la disnea debido al cáncer y a causas no cancerosas. La morfina se usa comúnmente para aliviar la disnea. La morfina trabaja de varias maneras para disminuir la sensación de falta de aire, al dilatar los vasos sanguíneos en los pulmones, lo que reduce la tasa de respiración, aumentando la profundidad de la respiración, y reduce los niveles de ansiedad.

Junto con la medida fisioterapéutica, los opiáceos sistémicos de liberación inmediata son beneficiosos en la reducción de los síntomas de la disnea debido al cáncer y a causas no cancerosas. La morfina se usa comúnmente para aliviar la disnea. La morfina trabaja de varias maneras para disminuir la sensación de falta de aire, al dilatar los vasos sanguíneos en los pulmones, lo que reduce la tasa de respiración, aumentando la profundidad de la respiración, y reduce los niveles de ansiedad.

Más información

Puedes encontrar más información sobre la disnea en los siguientes sitios web:

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable