CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Biopsia

Una biopsia es un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una muestra de tejido total o parcial. Las muestras se examinan al microscopio y pueden ser tomadas de cualquier parte del cuerpo.

Biopsia

La biopsia es un método de diagnóstico de gran precisión y fiabilidad que consiste en la toma o extracción de una muestra de tejido o de células del organismo para su posterior análisis y estudio al microscopio. Se pueden realizar biopsias de una gran variedad de tejidos y órganos mediante diferentes procedimientos de obtención de las muestras. La mayoría de las biopsias por aguja se realizan de forma ambulatoria sin apenas preparación mientras que para otros tipos de biopsias puede ser necesario retirar algunos tipos de medicación además de necesitar anestesia, que en algunos casos puede llegar a ser general.

¿Qué es?

Una biopsia es un procedimiento diagnóstico que consiste en la extracción de una muestra de tejido total o parcial. Las muestras se examinan al microscopio y pueden ser tomadas de cualquier parte del cuerpo. Algunas biopsias involucran la extracción de una cantidad pequeña de tejido con una aguja mientras que otras necesitan una extracción quirúrgica de un bulto entero, o nódulo, que puede ser sospechoso.

¿Cómo se realiza una radiografía?

Las técnicas empleadas para la obtención de una muestra de tejido son invasivas, es decir, que supone romper la integridad del cuerpo o causarle una herida de mayor o menor entidad dependiendo de la técnica utilizada.

Las biopsias excisional e incisional son prácticamente intervenciones quirúrgicas y generan heridas de cierta consideración, por lo que se realizan en el quirófano con anestesia general. En cambio, en las biopsias por punción, sean con aguja gruesa o fina, o en la biopsia por perforación la herida es de mucha menor entidad, y por ello es suficiente la aplicación de anestesia local para su realización. Por último, la biopsia endoscópica es la menos cruenta aunque dependiendo del órgano o zona del que obtener la biopsia puede ser necesario el uso de anestesia, que puede llegar a ser general.

Tipos de biopsia

A continuación se muestra una lista con los diferentes tipos de biopsia:

  • Biopsia de abdomen: se utiliza para diagnosticar si un bulto en el abdomen es canceroso o benigno. Los bultos pueden estar ubicados en la grasa, bien adentro del abdomen. Se remueve una muestra del bulto en forma percutánea bajo la guía por imágenes (ultrasonido o TAC), o quirúrgicamente usando un laparoscopio, o mediante cirugía abierta.
  • Biopsia de huesos: se usa para diagnosticar cáncer o infección en los huesos. Este tipo de biopsia puede ser realizada a través de la piel (percutánea) con una aguja o quirúrgicamente.
  • Biopsia de médula ósea: se usa para diagnosticar cáncer en la sangre, tales como la leucemia. Una pequeña muestra de hueso y de médula ósea son removidas usando una aguja. Algunas veces, sólo se remueve la médula ósea para el examen.
  • Biopsias de senos: se usa para determinar si un bulto en los senos es canceroso o benigno. Se puede realizar de varias formas:
    • Estereotáctica (guiada por mamografía).
    • Guiada por ultrasonido.
    • Guiada por RMN.
  • Biopsia de endometrio: puede ser usada cuando se está buscando la causa del sangrado uterino anormal, para examinar el revestimiento del útero y para diagnosticar cáncer. Este tipo de biopsia puede ser realizada usando un aparato pequeño parecido a una aguja para capturar una muestra o usando una herramienta para raspar parte del revestimiento uterino para el examen.
  • Biopsia de riñón (renal): se usa para examinar la condición de un riñón con fallo renal, inflamación en el riñón o un posible tumor (como cáncer). También puede ser usado para examinar signos de rechazo de transplante en un riñón transplantado. Las biopsias de riñón se realizan con guía por imágenes (ultrasonido o TAC) usando una aguja para remover una pequeña muestra del tejido.
  • Biopsia de hígado: se usa para diagnosticar enfermedades del hígado tales como hepatitis C, cirrosis, infecciones y cáncer. También puede ser usada para examinar signos de rechazo de transplante en un hígado transplantado. Las biopsias de hígado generalmente se realizan en forma percutánea insertando una aguja a través de la piel. También se puede tomar mediante un catéter insertado a través de la vena yugular (una vena grande del cuello) para capturar una muestra de tejido, o se puede realizar la biopsia quirúrgicamente.
  • Biopsia de nódulo de pulmón o pecho: se realiza cuando una anormalidad de los pulmones es visible en rayos X o en una exploración por TAC. Las biopsias de pulmón se pueden realizar por broncoscopia insertando un instrumento llamado broncoscopio a través de la boca y hacia el interior de las vías respiratorias del paciente para alcanzar el área de la biopsia, a través de la piel insertando una aguja percutáneamente, o removiendo el bulto quirúrgicamente.
  • Biopsia de nódulo linfático: se realiza cada vez que hayan nódulos linfáticos agrandados o anormales. Puede ser realizada con una aguja o quirúrgicamente.
  • Biopsia de músculo: se usa para diagnosticar infecciones que afectan los músculos, defectos en el músculo y enfermedades del tejido conectivo y los vasos sanguíneos. Este tipo de biopsia puede ser realizada usando una aguja o quirúrgicamente.
  • Biopsia de nervios: se usa para examinar el daño a pequeños nervios, la degeneración y destrucción de los nervios y condiciones inflamatorias de los nervios. En general, este tipo de biopsias se realizan quirúrgicamente.
  • Biopsias de piel: examinan un crecimiento irregular o un área de la piel, tales como un lunar, que ha cambiado su apariencia. Este tipo de biopsias pueden ser realizadas mediante el raspado de una pequeña muestra de piel, removiendo la muestra con un bisturí o mediante un instrumento usado para extraer una porción de piel.
  • Biopsia testicular: se usa cuando se investiga la infertilidad masculina. También es usada para determinar si un bulto en los testículos es canceroso o benigno. La biopsias testiculares pueden realizarse usando una aguja, mediante un pequeño corte hecho en la piel o quirúrgicamente. La biopsia testicular por aguja raramente es utilizada para diagnosticar cáncer testicular, ya que aumenta la posibilidad de que el cáncer se disemine. Generalmente se utiliza un ultrasonido para diagnosticar el cáncer testicular, y el testículo afectado a menudo se extirpa mediante una cirugía abierta denominada orquiectomía inguinal.
  • Biopsia de tiroides: se usa para encontrar la causa de un nódulo en la glándula tiroides. Este tipo de biopsia se realiza en general usando una aguja bajo guía por ultrasonido.

Preparación para el examen

La mayoría de las biopsias por aguja se realizan en forma ambulatoria con una preparación mínima. En el momento en el que solicite su cita para la biopsia recibirá instrucciones detalladas sobre la preparación para el procedimiento.

En el caso de biopsia por aguja o quirúrgica, pregúntele a su médico si es necesario que deje de tomar alguna medicación antes del procedimiento.

Probablemente, le indiquen no comer ni beber durante las ocho horas previas a la biopsia. Sin embargo, puede ingerir su medicación habitual con sorbos de agua. En caso de ser diabético y tomar insulina, debe comentárselo a su médico ya que su dosis habitual de insulina quizá deba ajustarse.

Previamente a una biopsia por aspiración, debe informar a su médico de todo tipo de medicación y remedios herbales que esté utilizando además del padecimiento de alguna alergia, en especial a la anestesia. Su médico le podría aconsejar dejar de tomar ácido acetilsalicílico (aspirin), warfarina (Coumadin), clopidogrel (Plavix) y antiinflamatorios no esteroides (AINE) durante un período de tiempo determinado antes del procedimiento.

Asimismo, informe a su médico acerca de enfermedades recientes u otros problemas de salud.

Las mujeres siempre deben comunicar a su médico si existe alguna posibilidad de que estén embarazadas. Algunos procedimientos que implican pronósticos por imágenes por lo general no se llevan a cabo durante el embarazo debido a que la radiación podría resultar perjudicial para el feto.

¿Qué se siente durante el examen?

En una biopsia por aguja, se sentirá un pequeño pinchazo agudo en el sitio de la biopsia.

En una biopsia abierta o cerrada que requiere cirugía, se administrará anestesia para ayudar con el dolor. Al recibir el anestésico local para adormecer la piel se sentirá un leve pinchazo de la aguja. Podría sentir algo de presión cuando se inserta la aguja de la biopsia. El área se adormecerá en un breve lapso de tiempo.

En determinados casos, se puede administrar un sedante suave previamente a la biopsia, y una medicación sedativa o relajante en forma intravenosa durante el procedimiento siempre que sea necesario.

Se puede experimentar dolor en el área de la biopsia durante algunos días. El doctor puede prescribir medicación para aliviar el dolor en caso de que el mismo sea considerable debido a la biopsia.

Las indicaciones postoperatorias varían, pero generalmente se puede retirar el vendaje al día siguiente del procedimiento, y ya se puede bañar o duchar en forma habitual.

Beneficios y riesgos del estudio

Beneficios de la biopsia:

  • La biopsia por aspiración consiste en un método confiable para obtener muestras de tejido que pueden ayudar a diagnosticar si un nódulo es benigno o maligno.
  • Una biopsia por aspiración es menos invasiva que las biopsias quirúrgicas abiertas o cerradas, las cuales implican una incisión más extensa en la piel y anestesia local o general.
  • Por lo general, el procedimiento no es doloroso y los resultados son tan precisos como los obtenidos por medio de la extracción quirúrgica de una muestra de tejido.
  • El período de recuperación es breve y los pacientes pueden retomar pronto sus actividades habituales.
  • Cualquier procedimiento en el que se penetre la piel implica un riesgo de infección. La posibilidad de infección con la necesidad de un tratamiento antibiótico se presenta en una pequeña proporción.

Riesgos de la biopsia:

  • Sangrado.
  • Infección.
  • Lesion accidental en las estructuras adyacentes tales como el intestino, durante la biopsia abdominal, o el parénquima de los pulmones, durante la biopsia renal.

Más información

Puedes encontrar más información en los siguientes sitios web:

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable