CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Ácido Fólico

El ácido fólico es una vitamina hidrosoluble del complejo de vitaminas B necesaria para la formación de proteínas estructurales y hemoglobina además de ser una vitamina muy efectiva en el tratamiento de anemias y psilosis.

Ácido fólico

El ácido fólico trabaja junto con la vitamina B-12 y la vitamina C para ayudar al cuerpo a digerir y utilizar las proteínas. También es necesario para la producción de glóbulos rojos y en la síntesis del ADN (ácidos nucleicos). El ácido fólico colabora con la función celular y en el crecimiento de los tejidos además de ayudar a incrementar el apetito gracias a su poder estimulante que favorece la formación de ácidos digestivos. Otra de sus cualidad destacadas es su importancia antes y durante el embarazo ya que puede prevenir la aparición de deficiencias del tubo neural en el bebé.

Definición

También conocido como vitamina B9, es fundamental para llevar a cabo las principales funciones de nuestro organismo. Una de sus funciones más importantes es la de sintetizar ADN (ácido desoxirribonucleico) y ARN (ácido ribonucleico), necesario para formar las proteínas y tejido del cuerpo además de otros procesos celulares.

El ácido fólico funciona en conjunto con la vitamina B12 y la vitamina C para la correcta utilización de las proteínas además de ser considerado beneficioso para el aparato cardiovascular, el sistema nervioso y la formación neurológica fetal.

Funciones

A continuación se muestran algunas de las principales funciones del ácido fólico en el organismo del ser humano:

  • Actúa como coenzima en el proceso de transferencia de grupos monocarbonados.
  • Participa en el metabolismo del ADN, ARN y proteínas debido a que interviene en la síntesis de purinas y pirimidinas.
  • Es necesario para la formación de glóbulos rojos.
  • Reduce el riesgo de aparición de defectos del tubo neural del feto como pueden ser la espina bífida y la anencefalia.
  • Disminuye la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.
  • Previene algunos tipos de cáncer.
  • Ayuda a aumentar el apetito.

Deficiencia de Ácido Fólico

La deficiencia de ácido fólico se puede manifestar a través uno o varios de los siguientes síntomas:

  • Bajo peso y falta de apetito.
  • Debilidad, palidez y fatiga.
  • Náuseas.
  • Diarrea.
  • Mal humor o depresión.
  • Inflamación de la lengua (glositis).
  • Úlceras bucales.
  • Úlcera péptica.
  • Taquicardias.
  • Retraso del crecimiento.
  • Encanecimiento del cabello.
  • Anemia megaloblástica (los glóbulos rojos inmaduros tienen un tamaño más grande de lo normal).

Existen determinadas situaciones que pueden requerir el uso de suplementos de ácido fólico, como por ejemplo:

  • Mujeres en edad fértil, embarazadas o en lactancia: el ácido fólico puede prevenir defectos del tubo neural del feto, entre ellos la espina bífida y anencefalia. Todas las mujeres que consuman suplementos de ácido fólico antes de la concepción reducen en un 50% los riesgos de defectos neurológicos en el futuro bebé.
  • Ancianos y personas mayores: a partir de los 65 años de edad la capacidad de absorción de vitaminas se ve claramente reducida.
  • Fumadores: el consumo de tabaco disminuye la absorción y disponibilidad de las vitaminas de grupo B.
  • Alcohólicos: el alcohol disminuye y dificulta la absorción de vitaminas.
  • Enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, etc: enfermedades con evacuaciones frecuentes y diarreicas provocan que no se produzca una buena absorción de esta vitamina.
  • Uso continuado de ciertos fármacos: como por ejemplo anticonceptivos orales, antiinflamatorios, sedantes, somníferos, etc.

Principales fuentes de Ácido Fólico

A continuación se muestran los alimentos que presentan mayor concentración de Ácido fólico:

  • Fuentes de origen animal: generalmente se presenta en niveles muy bajos en el hígado de ternera y pollo, en la leche y sus derivados.
  • Fuentes de origen vegetal: lentejas, habas, soja, cereales integrales, espinacas, coles, lechugas, espárragos, germen de trigo, melón, bananas, naranjas y aguacate.

Dosis recomendadas de Ácido fólico

Dosis recomendadas de Ácido fólico por edades:

Bebés:

  • 0 a 6 meses: 65 mcg/día
  • 7 a 12 meses: 80 mcg/día

Niños y adolescentes:

  • 1 a 3 años: 150 mcg/día
  • 4 a 8 años: 200 mcg/día
  • 9 a 13 años: 300 mcg/día

Adultos:

  • Hombres de 14 años en adelante: 400 mcg/día
  • Mujeres de 14 años en adelante: 400 mcg/día

Embarazo y lactancia:

  • Adolescentes embarazadas de 14 a 18 años: 600 mcg/día
  • Mujeres embarazadas de 19 años en adelante: 500 mcg/día
  • Mujeres lactantes de 14 a 18 años: 600 mcg/día
  • Mujeres lactantes de 19 años en adelante: 500 mcg/día

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable