CandidiasisWeb utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y para obtener datos estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
logo candidiasisweb

CandidiasisWeb

Menu

Fósforo

El fósforo es un mineral esencial que necesitan todas las células del organismo para su funcionamiento. El fósforo se encuentra en mayores proporciones en los huesos y en los dientes, también es un componente abundante en los tejidos blandos.

Fósforo

El fósforo es un mineral esencial que necesitan todas las células del organismo para su funcionamiento. El fósforo se encuentra en mayores proporciones en los huesos y en los dientes, también es un componente abundante en los tejidos blandos. Este mineral se encuentra presente en gran cantidad de alimentos, principalmente en los productos lácteos, huevos, carnes y pescados. Por lo tanto, el fósforo se obtiene a través de la dieta y su deficiencia, que se conoce como hipofosfatemia, no es habitual pero en determinados casos, como la ingesta frecuente de antiácidos, puede dar lugar a una deficiencia. El fósforo y el calcio se encuentran en equilibrio en el organismo del ser humano, ya que la abundancia o carencia de uno afecta a la capacidad de absorber el otro. La cantidad diaria recomendad de fósforo se encuentra entre 800 y 1500 mg.

Definición

El fósforo es un mineral que comparte varias funciones y fuentes alimenticias con el calcio. La biodisponibilidad del fósforo mejora la presencia de Vitamina D, Vitamina C y proteínas además es un mineral que constituye el 1% del peso corporal total de una personas, siendo el segundo mineral más abundante en el cuerpo. La mayor parte del fósforo del organismo se encuentra en los dientes y en los huesos.

Funciones del Fósforo

A continuación se muestran algunas de las funciones más destacadas de este mineral en el organismo del ser humano:

  • Es un componente estructural del hueso y de los dientes.
  • Forma parte de las membranas celulares como fosfolípidos. Los fosfolípidos son esenciales para nuestro cerebro, ya que ayudan a las células cerebrales a comunicarse entre sí, mejorando el rendimiento intelectual y la memoria.
  • Actúa como productor y reservorio de energía (ATP), por lo que es indispensable para un buen rendimiento físico.
  • Forma parte de varias enzimas y de las cadenas de ácidos nucleicos (ADN y ARN).
  • Ayuda a mantener el equilibrio ácido-base (pH) actuando como uno de los reguladores más importantes.
  • Forma parte del mecanismo que regula la actividad de las proteínas.
  • Ayuda a oxigenar los tejidos ya que se une a la hemoglobina de las células sanguíneas.
  • Previene la caries dental.
  • Disminuye la pérdida de masa ósea.
  • Forma parte de las paredes celulares.
  • Forma parte de la vitamina B6.

Deficiencia de Fósforo

La hipofosfatemia se da cuando los niveles de fosfato en sangre son menores a 3 mg/dl, es una condición rara ya que el fósforo se encuentra presente en gran variedad de alimentos. Las personas más susceptibles de padecer hipofosfatemia son diabéticos, anoréxicos, alcohólicos, personas que sufren de malabsorción, diarrea crónica, deficiencia de Vitamina D o con alteraciones en las glándulas paratiroides o tiroides.

Los síntomas más habituales de hipofosfatemia son:

  • Pérdida de apetito.
  • Anemia.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Suceptibilidad a infecciones.
  • Dolor y debilidad muscular.
  • Dolor óseo.
  • Entumecimiento de las extremidades.
  • Dificultad para caminar.
  • Alteraciones neurológicas (irritabilidad , convulsiones, coma).
  • Alteraciones cardíacas.

Interacciones del Fósforo

El fósforo puede interactuar con algunos de los siguientes nutrientes y/o fármacos:

  • Calcio y Vitamina D: la regulación de los niveles de fósforo y Calcio en la sangre está interrelacionada a través de la acción de la hormona paratiroidea (PTH) y de la Vitamina D. Si los niveles de Calcio disminuyen (ingesta inadecuada de Calcio), dicha disminución será detectada por las glándulas paratiroideas que producirán una mayor secreción de PTH. La PTH estimula la conversión de la Vitamina D en calcitriol en los riñones. A su vez, el aumento del calcitriol, incrementa la absorción intestinal de ambos minerales. Tanto la PTH como la Vitamina D estimula la reabsorción de los huesos, resultando en la liberación de Calcio y fósforo del hueso hacia la sangre.
  • Hidróxido de aluminio: se encuentra en gran variedad de antiácidos. El aluminio reduce la absorción del fósforo, ya que al unirse al fósforo, forma fosfato de aluminio que es no absorbible. Las personas que consumen a diario este tipo de antiácidos deberían consultar con su médico de familia al respecto.
  • Suplementos de Potasio o diuréticos ahorradores de Potasio: cuando se toman junto a un fosfato puede dar lugar a un aumento en sangre de potasio (hipercalemia). La hipercalemia puede ser muy peligrosa para la salud, especialmente para ancianos, ya que puede producir arritmias cardíacas.
  • Fructosa: una dieta rica en fructosa (sirope de maíz), 20% del total de calorías, puede dar lugar a un aumento de la pérdida de fósforo a través de la orina, dando un balance negativo de este mineral. Esto se ve incrementado si además la dieta es pobre en magnesio.

Principales fuentes de Fósforo

Los alimentos con más fósforo son:

  • Quesos (entre 300 y 500 mg por cada 100 gramos), a mayor curación más contenido en fósforo.
  • Sardinas (270 mg por cada 100 gramos) y mariscos (200mg por cada 100 gramos).
  • Chocolate (269 mg por cada 100 gramos).
  • Huevo (210 mg por cada 100 gramos), y yema de huevo (590mg por cada 100 gramos).
  • Yogur (170mg por cada 100 gramos) y leche (100 mg por cada 100 gramos).
  • Carnes vacunas, de cerdo, pollo o pescado (entre 100 y 160 mg de fósforo por cada 100 gramos).

El fósforo también está presente en bebidas gaseosas como ácido fosfórico además de estar presente en semillas, legumbres, cereales y frutos secos; que contienen una forma de depósito de fosfato, llamada, ácido fítico o fitato.

Dosis recomendadas de Fósforo

A continuación se muestra el nivel promedio de consumo para cubrir las necesidades diarias:

Bebés:

  • 0 a 6 meses: 100 mg/día
  • 7 a 12 meses: 275 mg/día

Niños:

  • 1 a 3 años: 460 mg/día
  • 4 a 8 años: 500 mg/día
  • 9 a 18 años: 1,250 mg/día

Adolescentes y adultos:

  • Hombres de 19 a 50 años: 700 mg/día
  • Mujeres de 19 a 50 años: mg/día

Embarazo y lactancia:

  • Mujeres embarazadas o lactantes menores de 18 años: 1,250 mg/día
  • Mujeres embarazadas o lactantes mayores de 18 años: 700 mg/día

Toxicidad del Fósforo

La hiperfosfatemia se da cuando los niveles de fósforo en sangre son muy elevados, por encima de los 5 mg/dl. En principio es menos frecuente que la hipofosfatemia y suele ser provocada por determinados trastornos de la salud pudiendo dar lugar a:

  • Tetania (espasmos dolorosos en las extremidades).
  • Descalcificación.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada en CandidiasisWeb no pretende en ningún caso sustituir a un servicio de atención médica, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico o elegir un tratamiento.

CandidiasisWeb no se hace responsable de las consecuencias derivadas de la automedicación ya que las recomendaciones sobre fármacos, técnicas, productos, etc. se citarán únicamente con una finalidad informativa.

Valora este artículo

Excelente
Bueno
Interesante
Mejorable